Evolución de los Catalans

De generación en generación, nos ha llegado la información que los Catalans, en el siglo XIX, ya formaban parte de la fiesta de nuestro pueblo. A todo esto, el primer documento gráfico que encontramos es una fotografía del 1901. Otra evidencia, que todavía tenemos bien guardada, es una badera del 1920 que, como la indumentaria de los Catalans – de 1926 – que podemos encontrar en Vilamuseu, fue donada por los familiares de Jaume Peresidro.

A todo esto, la historia más reglada que nos llega ahora a los jóvenes, es la que corresponde al recomienzo de las fiestas al año 1947: un grupo de amicos que fundaron una peña llamada Ford Antiu, que acabaría siendo la compañía Catalans.

Después de la Guerra Civil, al año 1945, los miembros del Ford Antiu interrumpieron su estancia en la mili, para formar parte de las fiestas (completamente diferentes a las que conocemos hoy en día). Esta peña con tantas ganas de fiesta y pasarlo bien a pesar de los tiempos que corrían, fue evolucionando, fueron parte de una “Filà” del Rey Moro, fueron Contrabandistas y por fin, al 1950, decidieron fundar la compañía Catalans. En los inicios, vestían una indumentaria muy simple de color blanco y rojo, en aquella época no había dinero para más. Seis años después, en el 1956, estrenaron su primera indumentaria oficial, la más reconocida, el típico vestido folclórico catalán.

Al 1975, los Catalanes que formar parte del Ford Antiu dejaron paso a sus hijos, que se encargarían de llevar la compañía y administrarlo todo. Desde entonces, los Catalans han ido evolucionando y adaptándose a los cambios y transformaciones de la fiesta.



¿Qué son las Fiestas para mí?

¿Qué son para mí las Fiestas de La Vila? Son la alegría de ver a gente a la cuál sólo ves del 24 al 31 de julio, ya que cada uno pertenece a un grupo de amigos diferentes. Durante esa setmana, se convierten en amigos.

Es la semana de antes de Fiestas, el preparar la ropa de batalla, las camisetas y pantalones que sólo te pones esa semana porqué son de “batalla” y la ropa de la Compañía.

Durante la semana de antes, también se prepara el cuartel. Normalmente quedamos a las 19:00 porqué la gente trabaja y porqué antes, hace muchísimo calor. Las fiestas son el trabajar montando el cuartel y también quedarse después a cenar y hacer “juntera”, hasta la hora que sea.

Llegadas las Fiestas, son el almuerzo. Son los pasacalles. Son comer todos juntos. Por las tardes, prepara el bocadillo, papas, olivas, bebida… para ir a ver la entrada de bandas, el desfile moro o el desfile cristiano. Las fiestas también son vestirte para desfilar en el desfile moro o en el desfile cristiano o a ambos. Quedar para ir a la embajada contrabandista, al segundo desfile moro y a la embajada beduina. Estar deseando que llegue el desembarco y la embajada moro, y tener pena porqué llega la embajada cristiana y el fin de las fiestas se acerca. Son las cenas. Las fiestas son hacer fiesta.

Las fiestas son bailar, reír, hacerse 4 (o unas cuantas más) bebidas espirituosas, recordar momentos de otras Fiestas pasadas. El que siempre va a montar el cuartel, pero se dedica a abrir latas de cervezas y paquetes de fuet y papas.

Las fiestas son pasar un semana en el que el tiempo se para y sólo te preocupas de pasarlo bien con tus amigos y compañeros. Una semana en el que el calor es muy fuerte pero no tanto como para que no salgamos a la calle a darlo todo.

Contacta con Nosotros

C/ Ciutat de Valencia Nº 27 - Villajoyosa

info@associaciosantamarta.org

+34 608 932 918