La compañía Cazadores es una de las compañías cristianas más antiguas, su historia empieza a finales del S. XIX pero no encontramos documentada su aparición hasta el año 1901. Los cazadores están muy vinculados en el barrio de la Ermita, dado que sus fundadores eran de este histórico barrio vilero.

Los cazadores, para mucha gente representan a las personas dedicadas al arte de la cacería, pero para nosotros, el verdadero significado de esta compañía es el de cazadores de “moros mercenarios”. Dentro de la fiesta son los encargados de custodiar el castillo con las tropas del rey cristiano que con las palabras “Alto! Quien vive!!!” nuestro centinela del castillo abre cada año con la embajada contrabandista. Además, somos una compañía que apoya la figura de la mujer en los actos fiesteros, puesto que Gemma Company ha sido nuestra centinela en dos ocasiones.

Como curiosidad tengo que decir que fuimos la primera compañía al empezar la rueda como la conocemos a hoy en día, en 1966.

Musicalmente, no somos de marchas cristianas en la hora de desfilar, siempre somos con nuestro pasodoble por excelencia “Jávea” pero no siempre, puesto que también sabemos posarnos a la altura de las otras compañías con marchas como “el honor de un Caballero”, “Adalil” o “Aralk” entre las más destacadas.

Muchas son las características que los identifican y que han evolucionado a lo largo del tiempo por ejemplo: los colores; en su origen era el marrón, el cual más tarde fue cambiar por el verde y negro, siempre para simular el camuflaje de la cacería.

Nuestros 6 reyes han sido: Juan Llorens “el policieta” (1964), Joaquin Valenzuela Esquerdo (1973), José Climent Climent (1982), Jaume Morales Lloret (1993), Juan Bautista Ferrándiz Llinares (2004) y Llorenç Vinaches Soriano (2015).

Los cazadores no pueden presumir de haber tenido muchas peñas pero sí que destacamos tres, que son “el Furó”, “el Piu Simfònic” i “els Amics”. Desde el 2004 no cuenta con ninguna peña.

Los cazadores son en la actualidad una pequeña compañía, pero una gran familia dónde, tanto los mayores como los jóvenes viven la fiesta de una manera igualitaria. Todos los cazadores se tienen que sentir orgullosos de pertenecer a una de las compañías fiesteras más estimadas y aplaudidas de las fiestas de Villajoyosa, no por su vistosidad y riqueza en desfile, sino por su humildad, simpatía y saber estar.

Con estas líneas voy a expresar un poco como se la fiesta desde mi punto de vista; soy fiestero desde los cuatro meses y desde ese momento siempre he formado parte de la compañía "Cazadores".

Los primeros recuerdos que conservo como festero se remontan en el año 1999, cuando yo solo tenía tres años. Aquel año, el capitán de los Cazadores fue mi padre "el Ferro". En aquel momento, la entrada de bandas se hacía la mañana del 25 de julio y recuerdo en Villajoyosa como un pueblo lleno de luces, con un gran ambiente fiestero por la calle, en cualquier rincón se escuchaba una banda de música.

A lo largo del tiempo, he vivido cambios en la fiesta como por ejemplo: pasar la entrada de bandas del 25 por la mañana, al 24 por la noche, de desfilar por "el arsenal" en diferentes calles del centro de la Vila, las diferentes formas que ha tenido que adoptar nuestro querido castillo.

El año 2003, por decisión popular de todos los cazadores, mi padre tenía que ser Rey Cristiano el próximo año, en 2004. Una persona, a la cual ya le tocaba por años en la compañía y porque es muy querido por todos ellos. Cuando tenía ocho años viví de primera mano el que significaba "el año del rey".

Poco tiempo después, en 2007 la asociación, basándose en la iniciativa de la comisión de embajadas, llevó a cabo el proyecto de fomentar las embajadas entre los festeros más jóvenes creando el primer "concurso de embajadores", siente cinco jóvenes fiesteros y yo, los que comenzamos el concurso, curiosamente todos con la embajada contrabandista.

El año 2014 entré a formar parte de la comisión de trabajo “*desembarc de tierra” en la cual todavía pertenece. El año 2015 nos tocó otro reinado y por decisión del mismo rey, yo tenía que ser su abanderado, acudiendo con él a todos los actos fiesteros. El cargo de abanderado no lo finalizo hasta las lágrimas de 2017, puesto que el siguiente capitán también me pidió que fuera su abanderado. Ahora en la actualidad, soy miembro de la junta directiva de la asociación, puesto que soy el representante de los cazadores.

Contacta con Nosotros

C/ Ciutat de Valencia Nº 27 - Villajoyosa

info@associaciosantamarta.org

+34 608 932 918