GUARDIA NEGRA, desde sus inicios

La compañía Guardia Negra nace en 1974, sus orígenes fueron en la Penya “La Ruina” con un grupo de amigos, la mayoría pertenecientes al Paraíso. Sin embargo, el primer año en participar en las fiestas fue en 1975, teniendo como fundador a Bartolomé Mayor San José. Este, fue representante de la compañía durante muchos años en la Asociación Santa Marta, además de ser la figura de capitán hasta el primer reinado. En 1984, Luis Martínez Peña ostentaba el cargo de rey moro por primera vez, representando a la Guardia Negra, teniendo como capitán a Tomás Zaragoza.

En un principio, los colores predominantes en la compañía fueron el negro y amarillo, con el símbolo y logotipo de la cobra, característicos en sus apariciones festeras. El diseño de este emblema, que aún se mantiene, fue creado por Matías Alvado Mayor.

Antiguamente, el traje masculino se caracterizaba con aires guerreros, acompañados con una coraza en el pecho y una lanza como arma. En esos tiempos, las mujeres vestían con un top y pantalones con velos, propios para bailar en el desfile la danza de la cobra, coreografiada por Maica Sánchez. Al principio, sus desfiles iban acompañados de dos verdugos, símbolo amenazante de poder ante sus súbditos.

Un punto clave a destacar es la fidelidad en la marcha mora de su desfile. Desde sus inicios hasta la actualidad, la compañía Guardia Negra ha utiliza como sintonía particular a “Éxodo”.

En 1985 se toman el relevo generacional de los responsables de la compañía, siendo los hermanos Enrique y Bartolomé Mayor Ballesta, Cristobal Botia y otros quienes dirijan. En la actualidad, estos dos últimos junto con Gema Ivorra, Fran Ponzoda, Manolo Ruíz, Jesús Ortíz y demás gente siguen llevando el peso de la compañía.


Primitivamente, el color predominante del traje de batalla era el negro, junto con un fajín verde y amarilla, donde más tarde se modificó por color plata. En 2002, da un vuelco de visión en las tonalidades del traje y estructura, siendo el color marfil preeminente en el chaleco y un fajín a rayas. Hoy en día, la vestimenta de batalla consiste en una camisa de color marfil, bombacho negro y fajín con dibujos negro y plata.

En 1995, la compañía mora saca su segundo rey moro, cargo que ostentó Bartolomé Mayor Ballesta, acompañado por la capitana Pepi García Galipienso. En aquella ocasión, tuvieron una subida de miembros gracias a la incorporación de la peña “Beu i calla”, quienes después de tres años se unieron a la Guardia Negra. Otra noticia a destacar en ese año fue el estreno de un nuevo modelo de traje de desfile, siguiendo la línea de tonalidades negro y plata.

En el año 2006, se sustentó el tercer rey moro de la compañía, representando el cargo Rubén González Ivorra. En ese mismo año se saca a la luz una nueva marcha mora, llamada “Las danzas de la guardia Negra”. En este tiempo, el emisario fue Ángel Adrover Parra y la capitana Scheherezade Ogallar González.

El cuarto y último rey moro de la Guardia Negra fue proclamado Miguel Requena Santos, en 2017. Cabe destacar que, además de ser moro en fiestas, vivía y trabajaba en la Embajada de Rabat, en Marruecos, donde muchos de sus trajes fueron elaborados en la capital. Se eligió como emisario a Rúben González Ivorra y como embajador moro a Samuel Tirado Clark.

Como nota informativa, cabe destacar la disconformidad manifestada por compañía ante la prohibición que hizo la Asociación, de no permitir la participación de mujeres en el Desembarco de la Expo de Sevilla, saliendo en dicha ofrenda exclusivamente la figura masculina.

Por último, el funcionamiento actual de la compañía se gestiona a través una Junta Directiva, que asume todas las funciones de gestión del colectivo. Aprovechando esta circunstancia, la Guardia Negra quiere saludar y agradecer a todos los que han pertenecido a la compañía a lo largo de estos años. Gracias a ellos, se ha podido redactar la historia que brevemente hemos reproducido en este escrito.


Era un niño cuando mi tío me llevaba en las fiestas de Moros y Cristianos, he crecido con el sonido de las marchas moras, cristianas, pasodobles y por descontado con Éxodo.

Disfruto de unas fiestas que simbolizan nuestra historia y nuestra cultura. Estos siete días representan una "juntera" con mis amigos y familiares, bailar hasta que no pueda más y reír por cualquier cosa. Son muchos años junto a mi compañera, la Guardia Negra, hecho que ha llevado a formar una grande familia entre todos.

La solidaridad, la alegría y el buen humor nos caracteriza en nuestro local. Cada acto realizado en estos días tienen un sentimiento agradable para mí.

Lo avanzáis, avanzáis en los desfilas moros, las anécdotas que me dan en la barca durante el desembarco, las emociones que me hacen sentir las embajadas y la fiesta que se genera entre todas las compañeras moras en lo desfilo cristiano, entre otras cosas, hacen que sean unas fiestas inolvidables.

Siendo todos estos momentos dentro de mi mente y coro, donde no puedo negar que cada vez que escucho una marcha me emociono.

Hay que destacar la importancia de estas fiestas a los vileros y vileres.

Las calles se llenan de múltiples color y la música produce una esfera jovial en todo el pueblo.

Viva la Guardia Negra!
Viva las fiestas de Moros y Cristianos de Villajoyosa!
Viva Santa Marta!


Bartolomé Mayor Ballesta, Representando Guardia Negra.

Contacta con Nosotros

C/ Ciutat de Valencia Nº 27 - Villajoyosa

info@associaciosantamarta.org

+34 608 932 918